¿Qué es el oxicorte?

El oxicorte es una técnica de corte por oxidación, que se utiliza en aceros al carbono de baja aleación cuando son de espesor considerable, y para realizar los cortes en chapas y perfiles de acero al carbono de todo tipo.
Para hacer un corte de acero al carbono tendremos que proceder a hacerlo en dos fases:

  1. Se calienta el acero a una temperatura aproximada de 900 ºC.
  2. Se expulsa un chorro a presión de oxigeno, cortando este por oxidación.

Para realizar este proceso son necesarios la mezcla de dos gases.

  • Un gas combustible; los más frecuentes son el acetileno, propano o gas natural.
  • Por el otro, necesitamos oxigeno puro comprimido a presión. Dicho oxigeno se usa para la mezcla de combustión de la llama y para el chorro a presión de oxigeno que hará el corte por oxidación

Descripción del proceso


La técnica del oxicorte comienza con el precalentamiento. Para ello, con el soplete utilizando parte del oxígeno y el gas combustible crea una llama de precalentamiento formada por un anillo perimetral en la boquilla de corte.
Acercando la llama de precalentamiento a la pieza, ésta se calienta hasta alcanzar la temperatura de combustión (aproximadamente 870 ºC). Se sabe que la pieza ha alcanzado esta temperatura porque el acero va adquiriendo tonalidades anaranjada brillante.
Una vez alcanzada la temperatura de ignición en la pieza, se actúa sobre el soplete para permitir la salida por el orificio central de la boquilla del chorro de oxígeno puro, con lo que se consigue enriquecer en oxígeno la atmósfera que rodea la pieza precalentada, y así, utilizando la llama de precalentamiento como agente iniciador, dar lugar a la combustión.
Como toda combustión, la oxidación del acero es una reacción altamente exotérmica, y es precisamente esta gran energía desprendida la que actúa a su vez como agente iniciador en las áreas colindantes, que las lleva a la temperatura de ignición y por tanto, hacer continuar el proceso de corte.
El óxido resultante de la combustión fluye por la ranura del corte, a la vez que sube la temperatura de las paredes, ayudando a mantener el proceso. La acción física del chorro de oxígeno ayuda a evacuar el óxido fundido y parte del acero de la pieza originando la ranura del corte. La propiedad del acero de que sus óxidos fundan a temperatura inferior a la del metal base es lo que hace posible utilizar el oxicorte. Esta es una propiedad intrínseca del acero, porque la mayoría de los metales funden a temperaturas menores que sus óxidos, y por tanto no pueden ser cortados por este proceso.

Encuentra este servicio de Oxicorte en todos nuestros locales de DIPAC MANTA a nivel nacional.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *