¿Qué tipo de tornillos debemos usar?

El tornillo es un accesorio de fijación muy comunes, pero no todos los tornillos sirven para todos los usos. Es por eso que elegir el tornillo adecuado para el trabajo que se vaya a realizar  y el material sobre el que se va a colocar es muy importante. Los tornillos tienen dos partes:

  1. La cabeza. Es la parte superior, sobre la que se apoyará la herramienta para apretar (sea destornillador o llave).
  2. El vástago.  Suele tener dos partes: la parte lisa llamada cuello; y el tramo final o parte roscada. Para elegir el tamaño del tornillo (la longitud del vástago) debes saber el grosor de las piezas que quieres unir.

Tornillos

Clases de Tornillos por su Material

El material del tornillo se escoge según el uso que se le vaya a dar. Pueden ser:

  • Metálicos.- Son la mayoría y los más resistentes. Los tornillos de acero inoxidable se usan para montajes que requieren una alta resistencia a la humedad.

En el exterior también se recomienda usar los tornillos de acero inoxidable. Los tornillos de acero cromado Cr3 son menos contaminantes que los tornillos convencionales, que son los bicromatados o Cr6 tóxicos para el medio ambiente. Los tornillos de acero latonado pueden dejarse a la vista porque son más decorativos.

  • De plástico.- Comúnmente utilizados para labores de fontanería porque no se oxidan.
  • De latón.- Se utilizan mucho para trabajos sobre madera y montajes decorativos.

Tornillos para Cubiertas Metálicas

Los tornillos más utilizados en la instalación de cubiertas metálicas son los autoperforantes de cabeza hexagonal y punta de broca. Un tornillo autoperforante es aquel que a medida que avanza, crea su propio orificio. Son útiles, sobre todo, para fijaciones en metal.

Al instalar techos fijando láminas sobre estructura metálica, la tornillería autoperforante ha reemplazado a los “ganchos tipo J” y, sobre listones de madera, a los clavos cabeza de plomo. Estos tornillos reducen notablemente los tiempos de montaje y aseguran una mayor resistencia mecánica respecto a los antiguos métodos de fijación.

Se fabrican bajo proceso de cementado, templado y revenido, y su tratamiento anticorrosivo es por medio de zincado electrolítico. La calidad está certificada por normas ISO. Los tornillos autoperforantes tienen un eje que se estrecha con un hilo continuo que va desde la punta hacia la cabeza del tornillo.

Tipos de Tornillos Autoperforantes

Tipo 1.- Diseñados con cabeza hexagonal con pequeña arandela estampada y una punta de broca, se utilizan con arandela vulcanizada (metal de una cara, epdm de la otra). Esta cabeza no tiene contacto con la cubierta metálica, y por ende no presenta fricción. Se utiliza con arandela selladora, de neopreno la cual se expande diametralmente en forma pareja a la cabeza, sin presentar desbande lateral, y evitando toda posibilidad de filtración en el sitio de la fijación.

Tornillos2

Arandela de Neopreno

  • Alta resistencia a las exigencias climáticas extremas, a la carga eléctrica y al agua.
  • Durabilidad mínima estimada de 25 a 40 años.
  • Sometida a más de 140° se ve afectada su composición química.
  • Su flexibilidad hace que soporte el impacto durante el montaje.

Tipo 2.- Autoperforantes hexagonales con rosca para madera. Los tornillos para madera se fabrican en dos diseños diferenciados: Hexagonales con punta mecha, especiales para fijar maderas duras y semiduras, y Hexagonales con punta aguja, ideales para maderas de uso corriente, como el pino, por ejemplo. La rosca adoptada en estas piezas es de paso grueso, es decir con sus filetes mucho más separados entre sí que en la rosca para metal, anulando así cualquier acción al desgarramiento de las maderas.

Tornillos3

La cabeza de los pernos utilizados para la instalación de techos metálicos es hexagonal. En general, el diseño de las cabezas de los tornillos responde a dos necesidades: por un lado, conseguir la superficie de apoyo adecuada para la herramienta de apriete de forma tal que se pueda alcanzar la fuerza necesaria sin que la cabeza se rompa o deforme.

Por otro, necesidades de seguridad implican (incluso en reglamentos oficiales de obligado cumplimiento) que ciertos dispositivos requieran herramientas especiales para la apertura, lo que exige que el tornillo (si éste es el medio elegido para asegurar el cierre) no pueda desenroscarse con un destornillador convencional, dificultando así que personal no autorizado acceda al interior.

Comments 5

    1. Post
      Author

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *