Teja Gravillada

Las tejas de acero gravilladas se componen de un alma de acero estructural ultraliviano, revestida de fina gravilla de piedra y sellado con recubrimiento acrílico  donde cada palmeta simula tejas de estilo francés. El color de estas tejas gravilladas al estar incorporado a la gravilla de piedra no necesita mantenimiento.

Según la historia, la teja de metal fue usada por primera vez en un sinagoga de Jerusalén alrededor de 970 a.C. En la antigüedad, en el mundo, se ha construido el Partenón en el Siglo Quinto a.C. y la Catedral de Notre-Dame, con tejas metálicas. Actualmente la teja hermosa de Notre Dame, todavía existe, sin embargo la del Partenón fue destruida por explosivos y los vestigios de la teja ya no existen.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *