Discos Abrasivos

Los discos abrasivos son piezas indispensables para cualquier herramienta que realice las funciones de lijar o desbastar un material por fricción, como una pulidora o una esmeriladora, por ejemplo.

Un “abrasivo” es una sustancia que tiene como finalidad actuar sobre otros materiales con diferentes clases de esfuerzo mecánico triturado, (molienda), corte, pulido. Es de elevada dureza y se emplea en todo tipo de procesos, industriales y artesanales.

Entre los abrasivos se encuentran el óxido de aluminio (alúmina), la arena, el carburo de silicio, el nitruro de boro cúbico y el diamante. Un ejemplo de abrasivo es el esmeril, que está compuesto en su mayoría de óxido de aluminio. El cual se utiliza para fabricar lija y para procesos de corte con agua en alta presión. Los elementos básicos que afectan en la operación de corte y rendimiento de las ruedas de esmeril son: tipo y tamaño de grano, liga o aglutinante, la dureza y su estructura.

Grano

El grano es el elemento que efectúa el trabajo de corte y desbaste. Para saber elegir un grano es importante considerar su tamaño y su tipo.

Existen los granos naturales y los manufacturados, entre los naturales están los diamantes, esmeriles, areniscas, corindón y cuarzos. Generalmente contienen porcentajes grandes de impurezas las cuales podrían hacer difícil la acción de corte y desbaste. Los granos manufacturados se elaboran por métodos controlables en hornos de arco eléctrico por lo que la calidad y características de una rueda cumple ciertos requerimientos del rectificado. Se emplean materiales como óxido de aluminio, carburo de silicio, circonio y materiales cerámicos.
Ya que el grano es el elemento primordial del abrasivo es importante considerar el tamaño que se utilizará. Este, está determinado por el número de malla por pulgada lineal que tiene el tamiz a través del cual pasa el grano en cuestión. El uso de abrasivos de grano grueso sirve para materiales suaves, de desbaste rápido, cuando el acabado no es importante y para abarcar grandes áreas de contacto. Por el contrario, el grano fino sirve para materiales duros, frágiles y quebradizos como aceros, carburos cementados y vidrio, para acabados finos, para pequeñas áreas de contacto y para mantener pequeños perfiles. Como ya señalamos en el párrafo anterior, los discos de corte y desbaste pueden estar compuestos de distintos tipos de grano, lo cual determina dos grandes subgrupos:

1.- Discos abrasivos convencionales:

Esta categoría comprende básicamente los discos cuyo grano abrasivo consiste de óxido de aluminio, carburo de silicio o una combi- nación de óxidos de aluminio y zirconio. Se emplean para materiales blandos y duros o semiduros, con aplicaciones que detallamos en la tabla que sigue.

2.- Discos super – abrasivos:

Esta categoría comprende un tipo más tenaz de discos, cuyo material de corte es el diamante policristalino o el nitruro de boro. Son para uso exclusivo en corte y desbaste a alta velocidad y precisión de materiales de gran dureza.

Tamaño de Grano Abrasivo

Este parámetro se indica en términos de malla: los granos más gruesos están representados por números de malla bajos y los granos más finos por números altos, como observamos en esta tabla.

Los granos gruesos se usan en materiales dúctiles, blandos y fibrosos, para la remoción rápida de material de lijado, para grandes superficies de contacto y ejerciendo consider- able fuerza con la herramienta. Los granos más finos se usan para obtener acabados lisos en materiales duros y quebradizos, en áreas de contacto pequeñas y para mantener la forma en esquinas pequeñas y estrechas.

Colgantes2

Grado

La capacidad relativa del aglutinante para mantener los granos abrasivos adheridos al disco da una idea de la dureza del disco y se mide en términos de fortaleza del aglutinante. Vale decir que si el disco es de grado “blando”, el aglutinante tiene poca fortaleza para man- tener unidos los granos y estos tenderán a desprenderse fácilmente con el uso. En cambio, si el grado es “duro”, los granos están fuertemente unidos al aglutinante y el disco tiene mayor vida útil.

La característica de “blando” no siempre es desventajosa, pues si bien los granos periféricos se desprenden, dejarán expuestos otros granos nuevos, por lo que el disco se “afila” automáticamente. Esto no ocurre con el grado “duro”, en el que el disco deberá afilarse por medios mecánicos.

En Dipac disponemos de nuestra marca exclusiva Digidisk:

discos-de-pulidoç

 Cotiza ahora:

www.dipacmanta.com/cotizar

Comments 3

  1. Marco Guevara

    Buena Información, seria bueno que se incluya lista de precios
    No se si tienen discos para pulir vidrios que se utilizan para biselarlos
    Gracias

Agregue un comentario a jose carrion Cancelar respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *